Terapias naturales que ayudan a conseguir el equilibrio

Vivimos en un mundo cada día más acelerado. Nuestro ritmo es más rápido y estresante y nuestro modo de vida cada vez más alejado de la naturaleza. Sentimientos como ansiedad, estrés, depresión están cada día más presentes en la sociedad. Por todo ello, las terapias naturales se han convertido en una gran herramienta para conseguir el equilibrio que nos falta.

Las tecnologías recientes concuerdan con muchos de los principios de la medicina alternativa, en que el individuo debe ser comprendido como un todo, no como una colección de órganos.


Son terapias holísticas: “tratan al ser humano de forma global, atendiendo a todos sus cuerpos (físico, mental, emocional y espiritual). Lo mental influye en lo físico al igual que las sensaciones físicas condicionan la mente y las emociones. Todo está interrelacionado.


¿Para que sirven las terapias naturales? En general, podríamos decir que la mayoría de las terapias naturales buscarían tres objetivos fundamentales:

  • Sanar o ayudar a sanar, tanto por sí mismas como en colaboración con las prácticas, fármacos y tratamientos propios de la medicina occidental tradicional.

  • Ayudar a recuperar la energía vital y el equilibrio perdido entre mente y cuerpo, entre plano físico y plano espiritual.

  • Fortalecer mente y cuerpo a fin de reforzar las defensas naturales de nuestro organismo para prevenir enfermedades, afecciones y patologías futuras.



Terapias Naturales más utilizadas en la actualidad


Algunas de las terapias naturales más conocidas y populares hoy en día serían las siguientes:

Biomagnetismo es una de las terapias naturales que basan sus efectos en el correcto equilibrio de la energía vital del ser humano. En este caso lo que busca el biomagnetismo es equilibrar las cargas positiva y negativa del pH del cuerpo humano.



Fitoterapia: el uso de las plantas medicinales para sanar enfermedades y para prevenir futuras afecciones y patologías que rompan el delicado equilibrio entre nuestro yo físico y nuestro yo emocional.

ya nuestros abuelos y tatarabuelos conocían el inmenso poder que la madre naturaleza había depositado en las plantas, las verduras, las flores, las hortalizas, los árboles, los arbustos… Menta, cola de caballo, romero, melisa, gingsen, aloe vera… Todo tipo de sustancias de origen vegetal que ingeridas o aplicadas en forma de cremas y aceites esenciales son capaces de combatir los síntomas de las patologías y enfermedades y, también, de fortalecer nuestro sistema defensivo



Naturopatía: es una terapia multidisciplinar que basa sus efectos positivos para la salud en la utilización complementaria de productos completamente naturales y libres de cualquier rastro de química o artificialidad creada en el laboratorio.

En realidad, la naturopatía no es solamente una terapia médica alternativa, sino una auténtica filosofía de vida basada en la alimentación natural y ecológica, el descanso, la luz del sol, el ayuno terapéutico…etc.



Acupuntura: es una práctica de la medicina tradicional china que consiste en insertar una o más agujas finas sobre una determinada parte de nuestro cuerpo. Su finalidad principal es la de reducir el dolor en determinadas zonas del cuerpo. También, disminuir emociones negativas como la ansiedad, el miedo o el estrés. Es compatible con todo tipo de dolencias, no tiene efectos secundarios. Y aunque depende de cada caso concreto e estima que con unas 10 sesiones de esta terapia natural podríamos empezar a notar cambios notables en nuestro cuerpo.



Gemoterapia, Por más de 5.000 años, la medicina tradicional India (Ayurveda) prescribió la utilización de las gemas preciosas para curar diversos males.

El poder de las gemas en el campo terapéutico se puede usar con diferentes fines: como amuleto personal (una joya o hay quien lo coloca debajo de la almohada) .En ocasiones también se coloca la gema en la parte afectada que queramos sanar, o en los chakras (ubicados en puntos diferentes de nuestro cuerpo).



Shiatsu: ¡Una de mis favoritas! Ésta técnica milenaria japonesa también nos puede ayudar a combatir dolencias derivadas del estrés, contracturas, dolor de espalda hasta estados de ánimo nerviosos. Al igual que las anteriores, no tiene efectos secundarios y se practica en un futón en sesiones de 50 minutos cada una. El shiatsu significa presión con los dedos y esto es precisamente lo que el terapeuta realiza sobre determinados puntos que también se utilizan en la acupuntura para relajar la zona y que la energía pueda fluir mejor.



Reflexología podal: Otra de las terapias naturales que puedes poner en práctica es la reflexología podal que consiste en aplicar masajes en ciertas zonas de la planta del pie. Al encontrarse cada uno de nuestros órganos del cuerpo reflejado en esta zona, podemos conseguir que la energía fluya mejor a través de los mismos.



Risoterapia: Esta terapia natural consiste en una serie de actividades donde la gente que participa a través de una serie de juegos se divierte y desbloquea su cuerpo para que la risa pueda fluir sin pensar en nada más.



Arteterapia: es una disciplina donde se emplean diferentes recursos artísticos que van desde el teatro, la danza, las artes plásticas hasta la música. Todo con el fin terapéutico de favorecer el desarrollo integral individual. También se trata de un viaje hacia el interior y el yo interno. Sin embargo, a diferencia de las anteriores terapias, ésta se puede practicar a través de los colores, la pintura o el dibujo; un buen ejemplo de esta modalidad sería la arteterapia mediante mandalas.



Aromaterapia: la aromaterapia es efectiva porque ejerce su función directamente en la amígdala, centro emocional del cerebro. Ello tiene consecuencias importantes ya que la parte pensante del cerebro no puede inhibir los efectos de los olores, por lo que los siente instantáneamente. Entre sus múltiples usos: el alivio del dolor, disminución de la ansiedad y la revitalización



Principales beneficios físicos de las terapias naturales


  • Mejora el sistema circulatorio evitando accidentes cardiovasculares.

  • Reduce los procesos inflamatorios de enfermedades de origen reumático como la artritis, la artrosis o la espondilitis anquilosante.

  • Minimiza el dolor físico producido por rotura de huesos, esguinces, torceduras, quemaduras, etc.

  • Ayuda a evitar la acumulación de líquidos.

  • Facilita el proceso digestivo paliando la sensación de hinchazón, el dolor abdominal, la flatulencia, los gases, etc.

  • Refuerza nuestro sistema inmunitario para que impida el acceso de virus o bacterias.

  • Relaja la musculatura y elimina las contracturas, la carga muscular, etc.

  • Reduce la sensación de cansancio y fatiga.


Principales beneficios emocionales de las terapias naturales


  • Reducen el insomnio ocasional o crónico evitando el resto de problemas que relacionamos con la falta de sueño de calidad (irritabilidad, nerviosismo, híper actividad, pérdida de memoria o de capacidad retentiva, etc.).

  • Nos ayudan a relajar la mente para focalizar nuestra atención plena y consciente y poder encontrar la energía positiva perdida.

  • Refuerzan el poder mental que necesitamos para conseguir metas personales accesibles y gratificantes.

  • Contribuyen a eliminar los síntomas de distrés (estrés negativo).

  • Mejoran nuestra sensación de autoestima y bienestar con la vida que nos ha tocado vivir.

  • Refuerzan nuestra capacidad autocontrol a fin de evitar conductas que destruyen poco a poco nuestra salud (alcoholismo, tabaquismo, drogadicción, etc.).

  • Nos ayudan a volver a conectar con la naturaleza y a disfrutar de lo que nos rodea: el sol, el aire libre, los alimentos naturales, la lluvia, el viento…



Una consideración importante es que este tipo de tratamientos y técnicas no perjudican en absoluto la salud de quien lo recibe y no tienen ningún tipo de efecto secundario negativo para la salud, sino todo lo contrario.


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo